La Limitada Belgranense le puso fin a su temporada 2021 en el día de ayer con la fecha doble realizada en el autódromo Ciudad de Brandsen, circuito Francisco «Pancho» Alcuaz; con un fin de semana de altísima temperatura y con grandes complicaciones para aplacar la tierra, quien fue la gran protagonista de la fecha.
En cuanto a lo deportivo «La Histórica» clasificó el sábado finalizando la tarde. Fueron cuatro vueltas para cada tercio de clasificación de las cuales se tomaba la mejor para la 9na final de la temporada y la segunda para la 10ma. Una vez más el campeón Pedro Alvarez volvió a demostrar que era el piloto a batir ya que se quedó con los mejores registros para ambas finales.
Ya el día domingo se ponía en marcha la primera final de la jornada con Alvarez y Grassa largando desde la primera final. Cuando el semáforo pasaba a verde a Grassa no le entraba bien la primera velocidad y eso hizo que se quedara parado por unos segundos y perdiera con Otegui, que se metía segundo, y Papanfur, que se metía tercero. Luego de esto Grassa iba intentar recuperar posiciones desde el cuarto lugar y se producía un toque con Papanfur que los hacía perder lugares a ambos, aprovechando Federico Teileche, que venía quinto, para superarlos y meterse tercero.
Pero cuando se estaba transitando la segunda vuelta de competencia iba a aparecer el primer momento de zozobra de la jornada ya que se iban a despistar luego de un pequeño roce Leonel Correa y Daniel Carballo y, por la gran cantidad de polvo en suspensión, Rubén Manso no los pudo ver y le pegó de lleno al auto de Carballo sobre el lateral derecho. Rápidamente ingreso el auto de seguridad y Carballo fue retirado en ambulancia para hacer los controles de rutina en el mismo autódromo corroborando los médicos que estaba todo bien, más allá de los dolores por el fuerte golpe: Manso fue trasladado al hospital local un rato después del accidente por un dolor en una mano y en un pie, pero volvió al autódromo rápidamente al constatar que los dolores eran por el golpe. Sí se pudo ver que los autos quedaron muy rotos y hay dos, el de Carballo y el de Manso que va a ser muy difícil poder recuperarlos. Si bien Leonel Correa no pudo correr la segunda final fue el menos perjudicado tanto en lo físico, como en las roturas del auto.
Luego de haber sacado los autos implicados en el accidente y de haber girado algunas vueltas con auto de seguridad, se reanudó la competencia con casi la mitad de las vueltas cumplidas. Desde el fondo había dos pilotos que se venían para adelante raudamente, ellos eran Juan Urruty y Leo Loustaunau que avanzaban superando máquinas y aprovechando el abandono de algunos. También ganaba lugares Roberto Mendes que desde la 9na posición de partida llegaría hasta el 5to puesto.
Pero sobre la mitad de la competencia se producía un hecho que iba a mantener a todos en vilo hasta la bandera a cuadros y fue que se iba a desprender el alerón trasero en el auto del líder lo cual le hizo perder adherencia y permitió que Otegui se le fuera encima. Hasta el final la punta tuvo disputa ya que Pedro utilizaba toda su experiencia para llevar el auto lo más prolijo posible sin el alerón, y Tomás intentaba la maniobra de superación con el objetivo de ganar su primera carrera en «La Histórica», Pero las ganas de Otegui no iban a ser suficientes para superar a la experiencia de Álvarez quien se iba a alzar con su quinta victoria en el «Pancho» Alcuaz ganando todas las carreras que se disputaron en dicho escenario, «la verdad que se me complicó la carrera cuando perdí el alerón trasero; perdí carga trasera y eso hacía que tuviera que frenar un poco más en las partes lentas, y administrar de manera más justa la potencia del auto para no ir al trompo. Esto hizo que Tomy se me viniera encima rápidamente; lo intentó en un par de oportunidades y la más complicada fue en la última vuelta en el frenaje interno que fue por afuera, y en la salida a la recta principal porque salí medio desparramado y él salió más firme, por suerte en ese sprint final fui más rápido», aseguró Álvarez. Por el otro lado Otegui opinó sobre la carrera, «cuando Pedro pierde el alerón lo alcanzó rápidamente y me doy cuenta de que a él se le complicaba llevarlo bien al auto; lo intenté en un par de oportunidades pero él se defendió muy bien y con una pista complicada como estaba preferí no cometer un error y quedarme con el segundo puesto que para nosotros es muy bueno».
De esta manera finalizaba la 9na final del certamen con victoria de Pedro Álvarez; segundo Tomás Otegui; tercero Federico Teileche cuarto Agustín Papanfur; quinto roberto Mendes; sexto Juan Urruty; séptimo Leandro Loustaunau; octavo Raul Grassa; noveno Alejandro Irigoyen; décimo Claudio Bergara; luego se ubicaron Carlos Ferré; Agustín Papasidero; Leonardo Piatti; Diego Martinez; Thiago Del Río; Emilio Luciano; Lautaro Firmani; luego sin ingresar dentro de los puntos quedaron Ruben Manso; Marcelo Peña; Jodan Brunner; Leonel Correa y Daniel Carballo.
Una vez terminada la primera actividad en pista para las 5 categorías del grupo los concesionarios del autódromo en conjunto con los directivos de las divisionales y el comisario deportivo tomaron la decisión de detener la actividad por el termino de tres horas aproximadamente para reanudar todo alrededor de las 17 horas con la idea de que aplacara la temperatura. Lamentablemente esto no surtió efecto ya que cuando se reanudó la actividad la tierra volvió a ser la gran protagonista.
Con este panorama la Limitada Belgranense puso en marcha su última final del año alrededor de las 18 horas con Álvarez y Otegui largando desde la primera fila. Los inconvenientes comenzaron de movida ya que no querían permitir más de una vuelta previa y finalmente ante la queja del poleman permitieron dar 3 giros de reconocimiento por el barro que se había formado en algunos sectores. Ni bien se puso en marcha la competencia Ferré iba a hacer una gran largada y lo superaba a Otegui por la parte externa en el ingreso a la cuerva uno quedando en la segunda posición. Alvarez hacía algunos metros de diferencia en la punta con Ferré segundo y Otegui tercero, pero en el ingreso a la recta principal para cerrar la primera vuelta de carrera el auto de Ferré se iba a descalzar de la huella agarrando un sector con barro e iba a ingresar cruzado a la pista con el resto del pelotón detrás. Lo pudieron esquivar los de adelante pero Papanfur, que había largado en la 8va colocación, lo enganchó cruzado y le pegó de frente, Thiago Del Río tampoco iba a poder esquivar el tumulto por la nula visibilidad y también iba a verse involucrado en el accidente Marcelo Peña. Varias máquinas pasaron con lo justo por distintos sectores evitando un accidente aun mayor del ocurrido. Por suerte, y al igual que el accidente de la primera final, solo fueron fierros rotos y no hubo que lamentar consecuencias físicas para los pilotos, En este último accidente los cuatro pilotos se bajaron por sus propios medios de los autos. La carrera se detuvo con bandera roja hasta remover los autos que habían quedado cruzados en la recta. Una vez retirado los mismos, y con los ánimos bastante acalorados no solo por la temperatura ambiente, se volvió a largar la última final del año, pero al cerrar la primera vuelta Leo Loustaunau se tira nuevamente por la zona de la tierra arada en la recta pensando que había un accidente delante de él por la tierra y la casi nula visibilidad que tenía, en realidad era el polvo en suspensión de los autos de adelante, y le pega a unos muñecos de goma que se sueltan y quedan el a pista; a su vez el auto de Leo queda colgado y no puede salir por sus medios por lo que entra un jeep de rescate, lo hace de manera abrupta cuando venía pasando Leo Piatti por el lugar, gracias a la experiencia de Leo lo vio y frenó a tiempo. Ya en ese momento es como que todo se salió de lugar y reinó la confusión y los ánimos caldeados por lo que la miembros de la comisión directiva le piden al comisario deportivo que suspenda la carrera y eso es lo que hace la autoridad mayor en pista. Ahí se produce otra confusión ya que el auto de seguridad los larga a los pilotos en el ingreso a la recta y ese banderillero es el que pone la bandera roja, que fue vista por un porcentaje menor de pilotos y no se volvió a producir un accidente de milagro.
De esta manera la última fecha de la temporada no otorgó puntos por no haber cumplimentado el 75% de las vueltas.

NOTA Y FOTO: Abel Urfini Prensa Limitada Belgranense


Notice: Undefined variable: post in /home/gbasualdo/domains/ranchosmedios.com.ar/public_html/wp-content/themes/newsup/inc/ansar/hooks/hook-index-main.php on line 117

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *